COMIENZO DE LAS ACTIVIDADES Y TRASLADO

   
     
 

 

El 23 de Enero de 1887 el Colegio abría sus puertas con una matricula de 300 alumnas de diferentes religiones y clases sociales. Las hermanas debían educar a 30 niñas pobres, subvencionadas como comentamos antes por el Cabildo Municipal.

Dadas las malas condiciones de la edificación se trasladaron en el año 1.899, con carácter provisional, al Palacio Episcopal, en la actual calle Millán Astray 21 (actual Edificio San Luís), permaneciendo en él durante 58 años. Durante esos años se abrió un internado en el Chalet de Arango, que permaneció durante seis cursos con una matricula abundante, desde 1938 hasta 1.944.

En 1919, año en el que el Colegio cuenta con 14 Hermanas, se tiene constancia a gracias a un cuestionario de preguntas rellenado por la superiora por entonces María de Ripoll de los siguientes hechos:

Que “la Casa cuenta para su subsistencia con la retribución que recibe de las alumnas, que asisten a las Clases en número  de 250 sin contar las gratuitas, que ascienden a 70”

“ las Religiosas guardan clausura Episcopal y solo salen acompañadas de otra Religiosas, por las atenciones imprescindibles del Instituto.- En la recepción de visitas se procura sean breves y con el permiso de la Superiora, quien señala una compañera, excepto en algún caso que juzgare oportuno dispensarla.- No hay costumbre en el Instituto de devolver las visitas, ni de ejercer los oficios de caridad fuerza de la Casa.”